75 años haciendo barrio.

Alma, corazón y vida...
Un gimnasio que nunca ha tenido un no como respuesta.

El gimnasio social Sant Pau lleva a cabo una acción solidaria que llega a 700 personas entre niños, refugiados y colectivos vulnerabilizados que disfrutan de nuestros servicios de forma gratuita.

Máss de 1400 metros2 y el equipo de la cooperativa a tu disposición. Contacta con nosotros.

#HabitemElSantPau

Planteamos la compra del Gimnasio Social Sant Pau y la creación de 50 pisos públicos en un modelo hibrido social + masoveria urbana para parar la pérdida de vecinos y mantener la acción solidaria del Sant Pau.

Listado de lugares donde firmar
Debes estar empadronado en Barcelona

Necessitamos 15.000 firmas para presentarnos como iniciativa ciudadana.

Más información en:
habitemelsantpau.org

Otra vez nos toca luchar.
Lo hemos hecho cada vez que hemos subido la persiana. Apenas hace un año, que conseguimos detener la ejecución de la orden de desahucio del 9 de Enero 2017. Con la ayuda del vecindario, los movimientos sociales y nuestras socias y socios hoy sólo es un recuerdo lejano. En este tiempo hemos podido llevar a cabo la transición a cooperativa donde hoy trabajamos 17 personas.

Estar en el barrio del Raval da carácter; el mismo que nos impulsó hace ya 6 años, para responsabilizarnos de la gestión del Gimnasio San Pablo, junto a sus deudas. Trabajadores y trabajadoras que hacía más de veinte y cinco años (que ...) creyendo e implicándose en el proyecto, recuperamos la empresa descuidada por unos propietarios que prefirieron dejar un legado descapitalizado por la compra de activos mobiliarios y lleno de deudas. No fue un problema. Como hacen las buenas familias nos unimos, apretar los dientes y empezaremos a caminar ... a nuestra manera.

En estos últimos seis años escuchando, preguntando, sintiendo el barrio y sus vecinos y vecinas, hemos ido dando solución a todas las demandas que hemos sido capaces. Seguro que se nos han escapado mil oportunidades de mejora, pero estas pequeñas cosas que hemos sabido atender nos han regalado mucha magia, nos ha convertido en una cooperativa con alma, donde todo el mundo tiene su cabida. El Gimnasio Social San Pablo es casa de todos y todas.

Esta oportunidad de cambio y mejora, de incidir en el territorio entendiendo el comercio de proximidad como oportunidad de transformación de barrios y municipios, nos ha guiado siempre en el camino hasta convertirnos en la Cooperativa que el día de hoy somos .

Explicar el Gimnasio Social San Pablo a alguien que no lo conozca no es nada fácil. Su composición con un 65% de migrantes, socios sin techo, las señoras Marías de toda la vida, socios con más de 25 años de antigüedad, el mejor y el peor de los barrios nos da una bendita complejidad: el hecho de tener horarios especiales en Ramadán, vestuarios trans, fue el único gimnasio en el que puedes apuntarte sin tener regularizado los papeles (ni tener libreta del banco), adolescentes con acceso al gimnasio a cambio de un seguimiento de su expediente escolar, buscar intercambios con la gente que no puede pagar, etc ... Nos ha dado singularidad.

Desarrollar una acción social donde cada año más de 400 niños en riesgo de exclusión y 300 personas de colectivos desfavorecidos, pueden disfrutar de las instalaciones de forma gratuita, nos ha dado alma .

Alma

El alma del Gimnàs Social Sant Pau ha sido nuestro motor y nuestra manera de sentir el barrio. Esta alma se ha materializado en forma de acción de apoyo a nuestros vecinos. 700 personas en riesgo de exclusión social o pertenecientes a colectivos vulnerabilizados pasan cada año por nuestras instalaciones. Este apoyo se ha articulado mediante convenios, algunos formales, otros no tanto.

Con el Casal d'Infants del Raval les abrimos las puertas de forma gratuita para todas aquellas actividades que necesitan. El año pasado por ejemplo se hicieron 5 semanas de piscina con 120 plazas por semana, boxeo, hip hop y durante todo el año los viernes un curso de natación para reforzar las relaciones materno-filiales.

Tanto con A.C.A.T.H.I. «Asociación Catalana para la Integración de Homosexuales, Bisexuales y Transexuales Inmigrantes» como con GENEREM «Asociación Trans* de Barcelona» asociación sin ánimo de lucro, fundada en 2015 en Barcelona, integrada por personas Trans*, hemos abierto nuestras instalaciones para cualquier actividad que proponen, de forma gratuita. A modo de ejemplo, las clases de gimnasia o los talleres de danza vinculadas al género.

También tenemos convenio con la Casa Reces de la Fundació Esperança, un centro residencial de acogida temporal para mujeres.

Por otro lado tenemos otros acuerdos no firmados pero igual de importantes, como por ejemplo con el Sindicato Popular de Manteros o con personas del movimiento trans, que imparten cursos de autodefensa para personas también trans.

Todo ello es nuestro orgullo y motor.

Singularidad

Ya hemos comentado que explicar la singularidad del Sant Pau es difícil ya que hablar de sentimientos y abrirse nunca es tarea fácil. Y explicar su singularidad es precisamente explicar un sentimiento. Olvidaros de los gimnasios que conoceis. Este es un gimnasio construido desde abajo para todas. Sin exclusiones.

Pero si que hay algunas linias objetivas que pueden ayudarnos a comenzar a entender porque es singular.

La primera singularidad es su gente, y su gente es el Raval. El Raval está compuesto por un 43% de población migrada de los cuales el 62% frecuentan el gimnasio. Ese dato es importante. Gente sin techo, els “avis i àvies” de siempre, socios y socias de más de 20 años, personas trans, gente con pocos recursos, “lo peor del Raval” se atreven a decir algunos. Para nosotros, un orgullo. Y de la forma más normal, el St. Pau hizo siempre los cambios necesarios para que todos se sintieran cómodos e incluidos:

  • Horarios especiales en Ramadán: nuestras socias y socios ayunan todo el día hasta la hora de la cena, y después tienen el rezo, por eso, ese mes, cerramos a la 01:30am.
  • Tener compañeros de trabajo trans, así como socios y socias que se iban sin ducharse, nos hizo preguntar ¿porqué? Siempre preguntar. Detectamos la necesidad de tener vestuarios diferenciados trans y así lo hicimos.
  • Ser el único gimnasio del Raval en el que puedes apuntarte sin tener regularizada su situación.
  • En muchos momentos, socios y socias que han vivido o viven en la calle.
  • Algún caso de adolescentes con acceso al gimnasio a cambio de un seguimiento de su expediente escolar.
  • Dejar dos meses de carencia a la gente que no puede pagar.
  • Cuando nos han dicho que no podían pagar, preguntar hasta cuanto podían o dejarles venir mientras su situación no mejoraba.

Sabemos que tenemos muchas deficiencias, y que nuestros socios mucha paciencia. Cuando no se estropea la caldera, lo hace la luz del baño, y sino el ventilador, o la máquina de turno. Pero siempre al final, ni que sea con pasta de dientes lo hemos arreglado. Hasta ahora no hemos pedido ayuda a nadie, aún sabiendo que competiamos con gimnasios como Can Ricart o Aiguajoc, que pueden presumir de grandes y modernas instalaciones. Pero eso nunca nos hizo pequeños. Hemos sabido encontrar nuestro lugar. Hablando con los socios, haciendoles participes de todo, desde la situación del gim hasta de su posible mejora. Ellos han sido los que realmente nos han hecho tirar para adelante. Y es por ello, que hemos sacado lo mejor de nostros. No tendremos la última generación en sala de pesas, pero si mucha empatía y proximidad. Nuestros profesores, lejos de estar cansados de hacerlo, te mandan la dieta a casa en caso que la requieras, se toman su tiempo para tomar un café contigo, y si ese dia es el peor de tu vida, a parte de en los ejercicios físicos se centran en los emocionales, para que salgas con la mejor sonrisa. Conocemos las vidas de nuestros socios, y ellos las nuestras, no hay nada que esconder bajo un chandal de segunda mano.

Nuestra historia

Banys Populares de Barcelona. Ronda Sant Pau

En 1940 se inauguraron los primeros baños públicos en la Ronda Sant Pablo 46, hoy Ronda Sant Pau. Un establecimiento dónde poderse duchar por una peseta. Un espacio público de titularidad municipal. En esos tiempos se imponían en Europa las políticas de higienización y aún se recordaba la epidemia del tifus que sacudió Barcelona. En definitiva, traer duchas a los pobres del Raval para paliar los focos de epidemias. En los años '60 la gestión pasó a las Escuelas Pias de Sant Antoni. En los '80 a la Federación Catalana de Natación y en 1992 varios profesores de INEF de la UB crearon el actual Gimnàs Sant Pau.

En el 2012 ante la quiebra del gimnasio a causa de la mala gestión y de la ambición de los antiguos propietarios, los trabajadores y trabajadoras decidieron comprar el gimnasio por un 1€ así como la suma de todas sus deudas «50.000 €». No obstante, esta quiebra vino precedida de una descapitalización fruto de la compra de inmuebles y la falta de inversión. De 1000 socios bajaron a 500.

Así que los trabajadores y trabajadoras nos encontramos con unas instalaciones deficitarias y unas pérdidas de 3.000€ mensuales. En dos meses conseguimos remontar. Pero la subida del IVA en Septiembre de 2012 del 8% al 21% y el hecho de que no pudieramos repercutirlo a las cuotas de nuestros socios por su perfil socioeconómico, hizo de facto que para nosotros fuera una subida encubierta de 16.000€ de nuestros impuestos, sumado a la subida del 180% de los consumos, nos ha llevado a una situación extrema.

Ante tanta adversidad, escogimos sobrevivir. Ganar la partida a este mundo loco. Y nos organizamos para pasar de SL a Cooperativa sin ánimo de lucro, la cual está siendo totalmente legalizada este mismo 2017.

Banys Populares de Barcelona. Ronda Sant Pau

Contacta con nosotros

Pera cualquier duda o sugerencia contacta con nosotros:

Ronda de Sant Pau, 46 08001 Barcelona

gimnassocialsantpau@gmail.com

Tel. 932 505 318